Categorías


Archivos


Admin

¿Stress amiga o enemiga?
Julio 15, 2009

Artí­culos


La vida tiene intrínsicamente desafíos que nos generan cierta exigencia para superarlos y obtener las metas anheladas, por estas causas el stress forma parte de la vida. Estos desafíos pueden tener que ver con la mente, el cuerpo y las emociones.
Se podría hablar de un estrés que obtiene buenos resultados y otros que no. Hay muchas definiciones de esta palabra pero podríamos decir que es una fuerza que genera en las personas un impulso a cambiar, crecer, luchar, adaptarse o ceder.
Se denomina distrés al que conlleva a consecuencias negativas para el sujeto sometido a estrés, y eustrés, con consecuencias positivas para el sujeto estresado. Todo cambio produce un estrés pero el resultado de este depende de múltiples factores. Muchas veces el hecho que la respuesta estrés se prolongue demasiado tiempo hace q se alcance la fase de agotamiento (distrés).
La alimentación diaria afecta a la eficacia con que el individuo enfrenta las exigencias físicas y mentales del stress. Una nutrición deficiente provoca un aumento en las necesidades que requiere el cuerpo especialmente de vitaminas y minerales.
En una situación estresante, activa la función de huir o luchar, es ahí cuando las glándulas suprarrenales segregan adrenalina, que es una hormona. Esta eleva la presión sanguínea y consecuentemente la cardiaca, acelerando el ritmo respiratorio y alterando otros procesos corporales; aumentando el azúcar en la sangre; liberando la grasa es al torrente sanguíneo para aumentar la energía disponible para los músculos, entre otras respuestas.
El distrés también puede causar problemas psicológicos como depresión, ansiedad, trastornos alimenticios y llevar al abuso de sustancias. Los malos hábitos nutricionales y/o los abusos también pueden inversamente causar stress, como la persona que consume demasiada cantidad de azúcar, cafeína, alcohol, etc.
La Biblia relata un suceso sobre el Rey David que me llevo a reflexionar. “Volvieron los filisteos a hacer guerra …, y descendió David y sus siervos con el, y pelearon con los filisteos; y David se canso.”*1
Me encanta que Dios haya puesto este dato, <se canso>, David sabía los que significaba estar agotado. “La palabra hebrea q se traduce por cansado es <uf>; que significa “cubrir, salir volando, desmayarse, huir.”*2 Todos nos hemos sentido así después de emociones fuertes, en época de muchas decisiones, o cuando no hemos podido descansar suficiente como para recuperarnos. Es ahí cuando David necesito parar y evaluar la situación a su alrededor. Me imagino que analizó las posibilidades de dormir un poco y comer algo, ya que sus siervos, después de que intentaron matarlo, le dicen que no vaya a las batallas con ellos.*3
Dios le dio la victoria a David a través de otras personas, hubo cuatro batallas en las que el tuvo que aprender lo que era la dependencia intencional de otros. En nuestros días parece que estar cansado muchas veces es una vergüenza o sinónimo de pereza, pero en realidad es otra de las formas en las que Dios nos recuerda que necesitamos cuidarnos y aceptar la ayuda de otros.

¿Cómo estas descansado? ¿Tu alimentación es equilibrada o necesitas cambiar algo? ¿Con quien podrías hablar para compartir la situación que estas atravesando?
Adelante hacia la victoria!

Cintia Martin Nutricionista - T.S. en Administración de Empresas Coordinadora Universidad, Argentina.

Ref:

*1) 2 Samuel 21.15 (cursivas añadidas).
*2) Extraído de “Un corazón como el de Dios”. Autora: Beth Moore. Pág. 237.
*3) 2 Samuel 21.17




Comentarios: 4

  1. Romina Possetti dijo:

    Muy bueno! Me gustó mucho el análisis del caso de David, en particular la referencia a darnos cuenta que necesitamos a las demás personas, que no todo tenemos que hacerlo solos… Y si él, con lo fuerte que era necesitó “bajar un cambio”, cuanto más nosotros, que si bien no dirigimos ejércitos ni gobernamos naciones (en sentido literal), tenemos nuestras batallas constantes!

  2. Claudia Monserrat dijo:

    Me pareciò un artìculo excelente y muy rico en sus apreciaciones.
    Por algun motivo, la vida que se lleva hoy dia, cargada de actividades, trabajo, reuniones sociales, etc., nos hace creer inconcientemente que el estar un momento al dia “SIN HACER NADA” es algo malo. !Demasiadas cosas para hacer; como para darme ese lujo!; es lo que pensamos: sin embargo y lamentablemente si no ordenamos nuestro dìa y agenda para darnos el tiempo necesario para esto y otras cosas que nos traen beneficios, las consecuencias indefectiblemente las vemos despuès, en el deterioro fìsico, anhìmico o emocional. Que Dios nos dè SU sabidurìa, para aprender a vivir “abundantemente”.

  3. mariana de olivo dijo:

    queridas hermanas es muy importante que contesten a las preguntas que se les pone en está pagina, puès es importante su respuesta.

  4. mariana de olivo dijo:

    queridas hermanas es muy importante que contesten a las preguntas que se les pone en está pagina, puès es importante su respuesta.qusiera saber en donde contactarme en Quito- Ecuador para saber la fecha y lugar del proximo seminario de Mujeres de Hoy.

Dejar Comentario