Categorías


Archivos


Admin

Dinamicas Para Estar Saludables
Octubre 2, 2008

Artí­culos

Por Cinthia Martin
(*) Fuente: Journal of Physical Activity and Health | Fecha de Publicación: 6 de Agosto de 2008 | Idioma: Inglés
(**) Traducción Lenguaje Actual
Muchos de nuestros países carecen en la actualidad de modelos saludables que combinen una alimentación adecuada con el ejercicio físico. “Los latinoamericanos tienen la tasa más baja de actividad física recreativa. Este estudio compara objetivamente la actividad física recreativa entre población latinoamericana y también hace una comparación entre hombres y mujeres”. (*)
El hábito de la inactividad física es un flagelo que corre en nuestros días. Hoy queremos todo en forma instantánea y, lo que llevaba en la antigüedad mucho desgaste, como por ejemplo buscar la presa para cocinar, o cortar la leña para el fuego, se ha reducido en muchos casos a abrir un sobre y pulsar el botón del microondas. Esto implica que actividades en las que antes nuestro cuerpo se movía, ahora esta estático, por lo cual debemos realizar ejercicio fuera de nuestras rutinas diarias. El no realizar actividad física hace que el cuerpo se debilite y se fatigue más rápido, aún en actividades de oficina.
En la antigüedad, la actividad física estuvo vinculada a las prácticas guerreras por las luchas de conquistas de territorios. También fue considerada como un privilegio del cual solo podía disfrutar la realeza debido a sus reconocidos efectos benéficos, mientras que para el resto de las personas la actividad física se resumía a la actividad relacionada con sus tareas cotidianas.
En reiteradas ocasiones se utiliza el ejercicio físico o actividad deportiva para el descenso de peso corporal. Es una realidad que dicho ejercicio favorece a este logro, pero no debería ser su fin en sí mismo.
La práctica de ejercicio regular es sumamente beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud. También, a pesar de no ser un beneficio popular, es un medio para forjar el carácter, la disciplina, la toma de decisiones y el cumplimiento de las reglas beneficiando así el desenvolvimiento del practicante en todos los ámbitos de la vida cotidiana.
Siendo la familia un agente socializador por excelencia, sabemos de su impacto en el desarrollo del individuo y en consecuencia, en la sociedad. El libro de Proverbios Capítulo 14 que la traducción del lenguaje actual pone como titulo “Mente sana en cuerpo sano”, comienza hablando de la mujer y de cómo ella puede edificar o derribar su hogar según su andar. Este capítulo nos brinda consejos prudentes para obtener la sabiduría, la cual debe demostrarse en la conducta de la vida.
Matthew Henry describe su comentario acerca del versículo 30: “Una mente recta, contenta y benevolente tiende a la salud”.
Podríamos pensar en los mandamientos y consejos dados en la Biblia, que sabemos fueron brindados de parte de nuestro Creador para nuestra protección.
Dios anhela un sano equilibrio en nuestras vidas, de ahí surgen sus instrucciones de descanso, de buscarle en oración y en su palabra, de compartir tiempo con otros, etc.
Dentro de nuestro sistema biológico El ha colocado algunas sustancias que compensan el estrés y las presiones, muchas de las cuales son liberadas durante el ejercicio físico.
Vale destacar la antigüedad de la afirmación en el versículo citado anteriormente, ya que muchos siglos después la OMS definiría salud como un completo estado de bienestar físico, mental y social y no sólo la ausencia de enfermedad. El bienestar antes mencionado incluye factores físicos, emocionales, relaciones interpersonales sociales y relaciones con el ambiente.
El Ejercicio provoca además de beneficios físicos, beneficios psicológicos o mentales (aumenta la autoestima, el autoconcepto, etc.), sociales (favorece y mejora la cooperación, las interacciones interpersonales, etc.). De la misma forma que sirve para prevenir y/o facilitar la rehabilitación de enfermedades físicas, previene y facilita la mejora de trastornos o enfermedades mentales como la depresión, los trastornos de ansiedad, etc. También fomenta otros hábitos saludables en áreas como el control del peso, de la nutrición, del estrés, de hábitos sexuales, de adicciones como tabaco, alcohol y otras drogas; que como sabemos, el control de estos factores contribuye a la mejora del estado de bienestar general de las personas.
En 1 Timoteo 4:8 se afirma “Es verdad que el ejercicio físico ayuda a que todo el cuerpo esté sano.” (**) Si bien el objetivo claro del versículo se refiere a confiar cada vez más en Dios y en nuestra devoción a El, podríamos decir que esta verdad era algo de conocimiento popular, porque se usa como referencia para una enseñanza posterior.
¿Qué adaptaciones necesitamos realizar en nuestras agendas para promover nuestra salud? ¿Vemos la actividad física como una ayuda para estar más fuertes y consecuentemente tener un mejor rendimiento tanto físico como intelectual?
¿Qué tal empezar con una caminata de oración o una charla con una buena amiga mientras te ejercitas?.




Comentarios: 6

  1. Noemi Garcia dijo:

    Que buen articulo. Hay quienes todavía piensan que la apertura de tantos gimnasios en estos ultimos años, se debe solo a la obsesion por la belleza física, sin tener en cuenta que en realidad, aporta verdaderos beneficios para la salud. Especialmente para quienes trabajamos muchas horas en oficina, llevando una vida muy sedentaria.
    Recuerdo a mi mamá, cuando me veía ir al gimnasio, me decía “nena, lavando los pisos y limpiando la casa podés hacer gimnasia…”
    Creo que felizmente esta visión de las generaciones anteriores, está cambiando poco a poco.
    Amo la actividad física y no puedo entender como todavía hay quienes no la practican, en su propio beneficio.

  2. Fran dijo:

    Bueno el artculo, yo me esfuerzo muchas veces para ir pero despues no me arrepiento y empiezo el dia con todo.

  3. María Fernanda dijo:

    Me parece muy acertado este artículo a nivel humano, fortificante para el cuerpo y el alma. A veces no disponemos de capital para destinarlo a gimnasios pero es cuestión de comenzar con una caminata bien acompañada y con la perseverancia y contunuidad los resultados son óptimos. De manera que coincido con la autora de esta publicación en el sentido y alcance de su discurso.

  4. Francisca Gangarossa dijo:

    Dificil evitar el stress, menos mal que tenemos al Señor. Muy buen articulo.
    Fran&Ric

  5. Wilmer Orbezo N. dijo:

    Felicitaciones por el articulo es muy buena alternativa para los cambios de estilos de vida saludables y personalmente me ayuda bastante par mi serums.

  6. Marisol Barrera dijo:

    Nada mejor que ejercitarse para rendir en cada actividad, incluyendo actividades espirituales. Dediquemos tiempo para una morada cómoda para Dios…No una llena de grasa e impurezas!!!

Dejar Comentario