Categorías


Archivos


Admin

¿Qué Tienes En Tu Ropero?
Septiembre 15, 2008

Artí­culos

Por Janet Pérez Eckles
“Voy a limpiar el ropero,” le dije a mi esposo.
Pero dado que la limpieza no podía ser pospuesta, me remangué las mangas y me dediqué a la tarea. Empecé por sortear la ropa - un vestido rosado brillante de cuando bailaba flamenco, objetos que habían perdido su forma y color.

Y así continué. La cada vez más grande torre de basura incluía cajas de artículos olvidados, tan usados y roídos que ni tiendas de segunda mano los hubieran aceptado.

Me sumergí aún más en esta labor. Horas más tarde había terminado esta tarea. “Mira, cariño”, le dije orgullosamente a mi esposo. “Sin todo ese revoltijo hasta se siente un eco ahora en el ropero”, me
dijo él admirado.

Años más tarde, otro trabajo de limpieza se presentaría con urgencia. Al perder la vista, mi corazón se convirtió en un revoltijo lleno de desperdicios. Inhalé profundamente y me puse los guantes de eterminación para deshacerme de esta carga acumulada.

Primero removí la vieja noción de que, porque había perdido la vista, mi vida se había terminado. Después, de un solo golpe, tiré a la basura cualquier residuo de duda, de desaliento o de sentirme vencida.

Una a una, me deshice de las prendas que no me quedaban más.

Hoy mi vida brilla con un resplandor limpio. Y, como mi armario de ayer, mi vida resuena con un nuevo eco - de propósito renovado, de pasión revitalizada, con una actitud diferente y un entusiasmo para todavía alcanzar mis metas a pesar de mi ceguera.

Al limpiar el armario de mi corazón, hice espacio para mayores cantidades de fervor, pasión y entusiasmo. Mucho después que me haya ido, puede ser que otros se inspiren en reunir confianza, optimismo y un espíritu lleno de esperanza en el caso de que tengan que confrontar adversidades o tribulaciones. Si esto llegara a ocurrir, mi ceguera habría servido un propósito mayor - el de ayudar a otros a pasar de la oscuridad de la adversidad a la luz de la esperanza.




Comentarios: 2

  1. Angela dijo:

    Y que tuvo que hacer Jesus en todo esto??…
    O tu sola lograste limpiar el armario de tu vida??

  2. sylvia dijo:

    BUENO

    NO SEAN TAN DURAS SE SOBRE ENTIENDE QUE POR NUESTROS MERITOS NO PODEMOS HACER NADA. ESTOY SEGURA QUE AUNQUE OLVODO DARLE LA GLORIA A DIOS ,A EL SOLAMENTE LE PERTENECE.
    GRACIAS Y QUE DIOS LE BENDIGA.

Dejar Comentario